Cómo lidiar con el estrés

Mejores consejos para enfrentar los nervios y estrés que surgen antes de la boda.

El estrés puede ser realmente perjudicial para tu salud, por lo que es mejor deshacerse de este y simplemente disfrutar al máximo de ese momento tan único.

Es normal sentirse con dudas, será un gran paso donde se unirán dos vidas, por ello, prueba los consejos que traemos para ti. Pero, ten en cuenta que no debes desesperarte si no sale tal como en un cuento de hadas, disfruta de los pequeños detalles, a pesar de que sientas que el corazón saldrá por tu boca, no será así. Te encontrarás junto a las personas que más amas en uno de los mejores momentos de tu vida.

Mantén tu atención en tí y en tu pareja

Es bien sabido que al momento de organizar la boda se tienen en cuenta a muchas personas, sus gustos, qué podrían decir sobre lo escogido, etc. Estas dudas pueden poner al límite tus nervios, pero, es tu boda, debes priorizar lo que te gusta a ti y a tu pareja. Además de ello, la boda tendrá un significado gigante para ustedes, por lo que tengan siempre en mente aquello que es importante en su relación y qué le gusta al otro, de esta manera, disfrutaran al máximo cada segundo de la ceremonia.

Cuenta con apoyo para la organización

Planificar una boda es realmente difícil, hay muchas tareas y decisiones por tomar, por lo que, si no se cuenta con un planificador con experiencia en el área, lo mejor es contar con los amigos íntimos y con la familia. De esta manera podrás relajarte un poco más en cuanto a las cosas por hacer en tu boda. Nunca olvides que lo realmente importante es disfrutar al máximo del evento junto a tu pareja.

Mantén comunicación con tu pareja

Cada vez que puedas siéntate un momento a hablar con tu pareja, el liberar y compartir sus emociones y preocupaciones les ayudará a sobrellevar el nerviosismo y el estrés que conlleva la presión que se puede llegar sentir al organizar la boda. Hacer esto los unirá bastante y os ayudará a relajaros.

Si la tensión es demasiada, pueden asistir a una terapia de pareja, donde podrán canalizar esas tensiones que no les dejan disfrutar como se debe.

Comunica las dudas que poseas

Los miedos pueden nublar tu mente, esto solo incrementará gracias a las dudas, es por ello que lo mejor es no descartar las mismas. Cuéntaselas a una persona de confianza, que ya pasó por un evento de esta magnitud, puede ser tu madre, tu padre, alguna hermana, hermano o una íntima amistad. Desahógate y haz las preguntas que creas necesarias, esto te ayudará a despejar las dudas y liberar la tensión que puede volverse un gran problema convirtiéndose en miedo a que nada salga como lo tenías planeado.

La ansiedad puede ser otro problema causado por los nervios y el miedo, por ello, para que no sufras en demasía en una transición tan hermosa y complicada como el matrimonio, lo mejor es vencer la ansiedad. Te sentirás con un peso menos, por lo que disfrutarás aún más de esta transición.  

Toma un tiempo para consentirte

Busca un pequeño escape donde no tengas que pensar en la boda. Sal con tu pareja sin hablar del asunto o con tus amistades, realiza alguna actividad física, aquello que aparte tu mente un poco de la boda. Otórgate importancia.

Realizar alguna actividad física o ejercitarte, te ayudará de gran manera a liberar el estrés que la organización de la boda te ha causado. Realizarlo genera unas hormonas llamadas endorfinas, las cuales alivian el dolor y también ayudará a que te desconectes un rato y olvides por un momento las preocupaciones que el organizar la boda te ha causado.

Una buena opción es hablar sobre la boda con tu pareja, pero no te quedes solo en ese tema, busca hablar un poco de todo, despeja tu mente un poco.

También puedes tomarte un tiempo para ti, mira una serie, una peli, lee un libro o toma un largo baño caliente. Haz aquello que te apasiona para olvidar por un momento el día que se acerca. Intenta que las películas o series que veas no te recuerde ni indirecta ni directamente el tema de la boda.

Descansa tanto como necesites

La mejor forma de manejar todos los sentimientos por los que estás pasando durante el proceso de la boda, es descansando. Es importante que la noche antes de la boda descanses lo suficiente. ya que la noche de bodas se acerca, momento en el que tendrás un momento aún más íntimo con tu pareja.

Recuerda todo lo que te enamoró de tu pareja

Tal vez tengas algunas dudas sobre casarte o huir, es normal, más cuando tu motivación son los nervios, las dudas y el miedo. Una excelente forma de desechar estas ideas, es recordando aquello que te enamoró de tu pareja, aquello que te llevó hasta ese punto, donde decidiste unir tu vida a esa persona. Deja que el amor sea tu único pensamiento.

Usa algunas técnicas para la relajación

Usar alguna de las técnicas existentes para la relajación es una gran idea, pero, la mejor y más recomendada es la técnica de respiración, misma que tienes la posibilidad de usar aun cuando estás justo en la parte principal del evento. Esta técnica donde te concentrarás en el recorrido del aire por tu cuerpo, usando una respiración diafragmática, es una ayuda increíble contra la ansiedad, misma que puede atacarte a último momento.

Es normal que ni los nervios ni el estrés desaparezcan del todo, pero, es casi imposible que pase cuando en poco tiempo, estarás en uno de los días con más importancia en tu vida. Esperamos que estos pequeños consejos para gestionar tus nervios y el estrés pre boda te ayuden un montón ¡Disfruta cada minuto! Quizá se te haga casi imposible, pero toma bastante fotos y videos, así recordarás con mucho amor y diversión aquel día lleno de nervios y amor.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *