Cortejo nupcial, el orden para entrar a la iglesia

La entrada del cortejo nupcial a la iglesia es uno de los momentos más solemnes de la ceremonia y marca el inicio de la celebración espiritual de la boda bajo la fe católica. Los novios y sus seres queridos más cercanos caminan juntos para presentarse ante el altar.

Una vez que los invitados han tomado sus asientos: los de la novia a la izquierda y los del novio a la derecha, se inicia el ingreso del cortejo nupcial. El primero en entrar es el sacerdote. A continuación entra el novio, acompañado por su mamá. Después, deben ingresar la madre de la novia y el padre del novio. Por cierto, la etiqueta formal sugiere que las mamás usen vestidos de noche con manga.

Después de los papás, entran los padrinos y madrinas: de velación, de arras, de lazo, de Biblia y, finalmente, la madrina de ramo. Aunque hay muchas formas de ordenarlos, se sugiere que se les organice según el orden de participación en la ceremonia. Posteriormente, es la entrada de las damas de honor a la iglesia junto con los best men.

Tradicionalmente, es en este momento cuando entran los pajecitos y las pajecitas, que pueden lanzar pétalos para engalanar la llegada de la prometida. Y, por fin, el tan esperado momento: los últimos en entrar son la novia y su papá. Aunque lo habitual es que el novio sea acompañado por la mamá y la novia por el papá, el contexto de cada familia es diferente y pueden ir del brazo de quienes ustedes deseen.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *