Guía para elegir el velo de novia adecuado

  1. Se debe acoplar a la personalidad de cada novia

Sea cual sea el diseño que elijas, debe ir acorde con tu estilo personal. Puedes optar por un tul sencillo rematado con bordados de encaje, pedrería y volados o acompañarlo de una corona de flores, tiara, tocado o cualquier otro accesorio que le brinde ese toque especial. Siempre buscando la armonía en todo el look nupcial.

  1. Busca que encaje con el estilo de la boda

Deberás considerar el tipo de matrimonio que vas a celebrar y asegurarte de que encaja a la perfección con los demás elementos de tu boda. Por lo general, el velo de novia cubre la cara de quien lo lleva puesto, pero también existe la posibilidad de elegir uno que no cubra el rostro de la novia. Tienes diferentes longitudes y materiales que podrás elegir de acuerdo a tu vestido de novia y temática de la boda.

  1. Elige un color adecuado

Cuando escojas qué velo lucir con tu vestido de novia, deberás asegurarte de que el color sea el ideal. Te recomiendo que el velo de la novia sea de la misma tonalidad que el vestido, o un poco más claro, evitando a toda costa, tonalidades oscuras. Te sugiero que si tu vestido de novia tiene muchos bordados o incrustaciones, y quieres utilizar velo, busques mantener el equilibrio con un velo más sencillo, sin tantos adornos.

  1. El largo del velo es primordial

Si tienes duda en cuanto al largo del velo de novia, deberás detenerte a pensar cuánto tiempo vas a llevarlo puesto, si no lo utilizarás después de las fotos protocolarias o si deseas usarlo toda la celebración. No existe un momento para quitarse el velo durante tu matrimonio, eso lo decides tú.

  1. Pruébate el vestido y el velo juntos

Tantas veces como sea necesario. El día de tu boda debes sentirte hermosa y con mucha confianza, así que procura estar segura que al colocarte ambas prendas es exactamente lo que buscas. Cuida que el velo no interrumpa la fluidez del vestido, también, que el corte del vestido se vea bien con la forma elegida para el velo. Probarte todo antes del gran día te ahorrará una posible desilusión.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *