5 Errores al contratar a tus proveedores de boda

1. No tomar en cuenta tu presupuesto

Una vez que hayas definido tu presupuesto, asegúrate de encontrar a un equipo que actúe creativamente con lo que vayas a invertir y se encuentre dentro de tu rango. No te preocupes si no puedes contratar al wedding planner más codiciado, un proveedor inteligente siempre te va a dar una opción alternativa si lo que quieres no está dentro de tus números.

2. No revisar detalladamente sus trabajos anteriores

Pídele a tus proveedores que te enseñen sus trabajos anteriores, no te dejes llevar 100% por lo que ves en redes sociales, aunque son una excelente fuente para ver su trabajo, no reflejan en su totalidad todo el esfuerzo que se realiza en un día de boda. Esto te ayudará a ver si realmente te gustan los resultados y sus servicios conectan con tu visión para que puedas poner toda tu confianza en ellos.

3. No leer con cuidado los contratos

Después de asegurarte que su trabajo conecta con tu visión, la parte de los contratos se vuelve la más importante y delicada, ya que es su respaldo, tanto para ti como para el proveedor, en caso de alguna emergencia o situación extraordinaria. Lee detenidamente los contratos que tus proveedores te brindan, no dejes que la emoción de trabajar con ellos te ganen y firmes sin antes prestar atención a qué estás accediendo. Si sientes que falta algo dentro de las cláusulas, siempre es bueno negociar con ellos para proteger a ambas partes. 

4. Decidir al último momento arriesgando la disponibilidad de tu fecha

No dejes que la desidia te gane y pienses de más el contratar o no a un proveedor. Si ya están seguros de que les gusta su trabajo, conecta con su visión y tuvieron una buena conexión, ¡no lo dejes ir! 

Se entiende que puede ser tentador seguir cotizando con otros proveedores o ver más opciones, pero en ese tiempo puede que aquel con el que ya estaban seguros, agende la fecha de tu boda a otra pareja. Confíen en su intuición.

5. Dejar que otras personas decidan por ti

Al menos que tengas un wedding planner con quien ya hayas definido lo que quieres para tu boda, no dejes que alguien más decida por ustedes. Comprendemos lo difícil que puede llegar a ser planear una boda y que delegar actividades pueda parecer la mejor solución, pero recuerda que al final del día la boda es de ustedes y debe sentirse como ustedes, un espacio donde se sientan cómodos y reflejados. 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *